TESTIMONIOS :




Gracias a un grupo de personas he aprendido a “meditar” y he encontrado un tesoro.

La “meditación” ha despertado en mí sentimientos de bondad, de paz, de armonía, de sabiduría, … en definitiva de espiritualidad.

La “meditación” colma cada día mi vida de energía y amor. Gracias a ella, mi vida ha cobrado sentido y vivo el presente con intensidad y veracidad.

La “meditación” me ha dado una vida plena y feliz.

Muchas gracias.

J. M. – Profesor –



Para mí, la “meditación” me ha ayudado en muchos sentidos. Por un lado me ha ayudado a conocerme mejor, ver mis puntos débiles y también lo bueno que tengo. También me ha eliminado ciertos “miedos” que tenía y algunas “cosas” del pasado pendientes. En el trabajo estoy mucho más “tranquilo” y veo las cosas importantes de otra forma.

He iniciado con la “meditación” el camino para ser feliz y encontrarme lleno. Creo que con ella puedo llegar a conseguirlo.

Muchas gracias a todos vosotros.

J.D. – Profesor –



Para mí, conocer la “meditación” ha supuesto una liberación absoluta. Aunque en un principio la tomé como una forma de relajación, a raíz de pasar por una depresión por problemas personales, me puse con ella en serio y el conocimiento de mi “yo interior” así como la “espiritualidad” que he conseguido a través de la “meditación” han hecho que encuentre una paz y un amor como no conocía, que han dado un nuevo rumbo a mi vida que antes estaba vacía y no encontraba satisfacción en nada. Dándome fuerza y confianza para luchar contra mis vicios y malos hábitos, fijándome una meta en relación con mis verdaderos valores.

J. A. – Funcionario –



La “meditación” me ha aportado una herramienta de trabajo continuo, que me ofrece innumerables posibilidades para “trabajar mi yo interior”, ese yo al que no conozco y que, a través de la meditación, me brinda la oportunidad de “conectar con mi propia esencia”.

Ayuda a encontrar la paz y felicidad que todos deseamos tener, y que nos empeñamos en esconder tras la rutina y el estrés que nos genera la vida diaria.

C. A. – Administrativo –



Practicar la “meditación” Progga lo primero que me ha aportado es paz interior. He comenzado a conectar con mi “yo interior” y voy adquiriendo confianza en mí misma, me voy llenando de amor, de capacidad para pedir perdón y de espiritualidad.

De esta manera, muchas cosas están cambiando en mí. Algunas de las más importantes son: la curación de enfermedades físicas, tener pensamientos positivos, etc.

Y no sólo lo experimento yo, sino que todo lo reciben las personas que están a mi alrededor.

G. L. – Funcionaria



Buscaba “Paz Espiritual” y estoy camino de conseguirlo. El curso de “meditación” me ha aportado tranquilidad y serenidad. El poder realizarlo ha sido un regalo para mí, y creo que ha cambiado mi vida para siempre.

P. Soler – Investigadora –



Para mi la “meditación”, la definiría como UN REGALO. La “meditación” es un alimento del alma, estamos acostumbrados a alimentarnos físicamente pero muchas veces se nos olvida lo esencial, que es nuestro interior, y constantemente lo buscamos fuera. Lo cual nos produce insatisfacciones y no paramos a bucear en nuestro interior. La “meditación” es este buceo, escucharnos a nosotros mismos, querernos y aprender a vivir con nosotros mismos.

Mil gracias.

I. O. – Consultora RR HH –